Capítulo 22: Volando a Palermo



Viajar. Estar en i. Ir por los aires viendo las nubes y el cielo azul. El ala del avión o su turbina. Amarillo TUIFLY. Desde Colonia, destino Palermo.

Como ven este es un viaje al revés. Como resultan los sueños y los recuerdos. Es decir, aquí se acaba el viaje a Sicilia y se inicia el de Alemania. No se que tal está, porque no he recordado mucho todavía. Ya veremos juntos, cuando salgan las imágenes moviendosé en mi mano viajera.

Quedo con el sabor del italiano y el sonido de sus rimas y sonsonetes. Con la tibieza de las tierras Sicilianas en el Invierno europeo. Quedo con los pueblos con el tiempo encima, con las montañitas viejas, su mar furioso y su viento frío. Con el amarillo des sus colores, con sus sabores dulces, con los cielos azules. Con sus ciudades detenidas en el tiempo, sus gentes y sus tierras con sabor a las mías por alguna extraña razón.

El viaje fue tan bonito que empezó con los Alpes desde el cielo. Con muñecos de nieve en mi cabeza, esquís voladores y gorritos y niños cacheticolorados. Y Heidi por las praderas.

Y hay fotos. En Cosas que tengo adentro

Vuelen conmigo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada